Burbujas

Las burbujas son esas efímeras pompas irisdescentes que se fabrican con jabón, se hacen grandes soplando y tras unos segundos volando explotan ante la complacencia de niños y mayores. Hay burbujas de muchas clases y colores, y casi todos vivimos en la nuestra propia. Yo por ejemplo vivo en mi burbuja ocupada en mis asuntos, mis escrituras, mis clases, mis charlas, mis publicaciones… creyendo que a todo el mundo le interesan las mismas cosas que a mí.  Claro que yo, metida en mi burbuja, creo que no hago daño a nadie. Hay otras burbujas mucho más dañinas. Qué les voy a decir de la archifamosa burbuja inmobiliaria, que infló e infló los precios de las viviendas hasta cifras astronómicas que muchos, ni vendiendo tres veces el mismo piso, nunca van a recuperar.

Y qué me dicen de la burbuja en la que está instalado Rajoy, creyendo que vive en el mejor de los mundos posibles, con toda la gente a su alrededor riéndole las gracias aun a costa de que la mueca graciosa acabe convirtiéndose en máscara grotesca. Y en una burbuja, por grande que sea, vive Artur Mas y sus seguidores, ajenos a todo lo que no sea su independencia, su hoja de ruta, su plebiscito y sus monsergas. Su burbuja es tan opaca que solo se ven entre ellos, sin hacer ni puto caso a todos aquellos (que son legión) que viven al margen de su veleidades, a los que preocupan otras cosas más acuciantes que la hoja de ruta presidencial: cómo llegar a fin de mes, la escolaridad de las criaturas, la precariedad laboral, la atención sanitaria, la jubilación, el pago de la hipoteca, la calidad de los servicios sociales y otras minucias por el estilo.

Pero nada, ahí están, contando votos para arriba y para abajo, haciendo carambolas a ver si les salen las cuentas, en su pompa de hormigón, impenetrables, exudando fatuidad por las grietas, preguntándose qué se fizo de todos aquellos millones de patriotas que les iban a votar. ¿Ande fueron? ¿Do están? Pues intentando sobrevivir y encomendándose a Dios para que el aire enrarecido de su burbuja no les asfixie. No te fastidia.

Acerca de Juana Gallego

Profesora de periodismo en la UAB, periodista y escritora en ciernes. Ver todas las entradas de Juana Gallego

2 responses to “Burbujas

  • arseroticas

    Me encanta tu blog Juana. Te sigo desde hace tiempo y la verdad es que te felicito por el interés que suscitan tus posts. Me gustaría dejarte el link de un concurso de cortos que Unesco Etxea ha puesto en marcha. El motivo es la igualdad de género. Tal vez interese a algunxs de tus lectorxs. Un saludo!
    https://dame1minutode.wordpress.com/

    • Juana Gallego

      Muchas gracias por tus palabras. Siempre es una alegría saber que alguien, al otro lado de la pantalla, lee lo que se escribe con toda la ilusión. Un abrazo. Juana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: